Palabras de un vanidoso superpijo y un poco esnob que sólo viste Emidio Tucci y huele siempre a Dior.

Ah, a mi plin, yo chin chin en limusina
con este champán del bueno;
y si mi emborracho, es chic,
no lamentable como la que lleva el pobre.

11 comentarios:

  Cordelia

8 de enero de 2010, 3:18

una vez me dijeron una frasecilla buenísima que le viene que ni pintá a la tuya:

Un hombre pobre es un viejo que se mea en los pantalones

Un hombre rico es un anciano que tiene incontinencia urinaria

  anamorgana

8 de enero de 2010, 5:38

Bien yo pienso que es lo mismo rico o pobre una borrachera es igual. No estoy de acuerdo con la frase, siempre llevo la contraria
Saludos

  Fitinho

8 de enero de 2010, 6:29

En principio, yo creo que todos pensamos eso anamorgana, excepto algún tipo vanidoso superpijo y un poco esnob, que los hay, aunque sean los menos, y por supuesto, no soy yo. y espero que vieras el matiz de sarcasmo, por que esta burla pasa con creces la ironía.

saludos

PD. que tengamos que aclarar que es lo mismo un pobre que un rico ya tiene cojones de por sí.

  Marisa

8 de enero de 2010, 6:31

Hasta que se cogen
la cogorza todos
los beodos dicen
chin-chin,
no reaccionan
hasta que el
acohol se evapora.

Un abrazo.

  Mon

8 de enero de 2010, 9:14

Pero mi lindo sí los pobres también sabemos de lo bueno, bueno no todos pueden darse ese gusto. Bikiños y abrazos.

  Samuel Rego

8 de enero de 2010, 12:14

Fitinho, ¡Genial!. Como la vida misma. Me encanta el título con pareado incluido.
Abrazos de pobgre, osea sin remilgos.

  jorge

8 de enero de 2010, 13:25

jejejeje.

Las cogorzas son esas actividades humanas que igualan clases sociales, razas, religiones y (casi) sexos.

  Alicia María Abatilli

9 de enero de 2010, 17:06

¿Superpijo? Primera vez que la leo en un post.
Aquí el pobre se "empeda" con un vino de cajita y es un borracho de m... según los llaman las vecinas, el otro tiene problemas de alcoholismo.
Saludos.
Alicia

  TORO SALVAJE

9 de enero de 2010, 23:35

El problema no es él, que también, sino todos los lameculos que le ríen las gracias, incluso le envidian, porque es un borracho adinerado.

Y los mismos ven a un pobre y se apartan como si fuera una rata.

Eso somos.

Saludos.

  Narci

10 de enero de 2010, 23:33

A ver, chaval, entiéndelo, es que todo es cuestión de calidad. ¿cómo va a ser lo mismo pillarse la cogorza con un vino peleón de "tetrabrik" por un par de euros, que llevar un soberbio chispazo de "wisquise" escocés de la mejor calidad, por ejemplo... el olor no es el mismo, jajaja, ni las vomiteras, ni el tambaleo...

¿Cómo se te ocurre comparar, Fitinho? ¡Qué cosas se te ocurren!..

Muy buena tu ironía.

Besos
Narci

  Alejandra Valverde Alfaro - Lya

2 de marzo de 2010, 13:02

y entonces uno piesa: ¿qué nos hace diferentes de otros?
ante eso creo que solo somos nosotros mismos

grandioso

saludos para ti