árboles que si y áboles que no.




Los altos largos pinos
rascan la panza del cielo
con sus peligrosas púas.
Los sabios viejos robles
se pelean con el sol
para entregarnos sombra.
Y estos alegres y ahora desnudos castaños,
que a tantos nos quitaron el hambre
me hablan de Roma
por caminos que nunca dan a ella;

piñones, bellotas, castañas por doquier
me embelesan.

MAS;

Los tilos
no dejan de gritarme locos
en un rudo alemán
incomprensible.
A los chopos no los quiero
ni ver,
siempre tan ordenaditos
en hipócritas hileras.
Para secuoya
la del castillo de Soutomaior,
y que le den por culo al Mendocino Tree.
Y al eucalipto ya lo estas mandando
de vuelta para Australia cabrón.

-----------...-.-.-.-.------..



Vuelan con la nortada

estos sueños míos
de papel;
los baila a su antojo
y yo me enojo ante tal desparpajo.
-¡Oye nortada bájalos!
-¿Oye? ¿Podré alcanzarlos?-
Los miro de reojo, me acongojo,
…y al final me rajo.

------....-------...--...------...---..-

"Primavera", de Giuseppe Arcimboldo

Sirle en mi sien

y crece una bonita

enredadera


Crepúsculo playero



Y ya patinan danzantes
por el filo de las olas,
tratando alcanzar la arena,
las luces de las farolas.

Se diluyen ya de estas dornas los colores
en la acuarela del mar,
y este suave viento de cuña, (con dirección noreste procedente de las
azores),
lo moldea todo.

Y arenita húmeda
entre los dedos de mis pies;
y una luna de sal
repleta de peces plata.

en clave de rap [4 por 4]

Noches sin choques y sin visión de escotes
me han hecho ver que necesito de su enfoque.
Y es que encerrado en esta cruz no gano nada,
los años de juventud se marchan para no volver jamás.

Deja que achuche, tú goza de mi estoque,
y de este, en mi habitación, sexual buqué.
Del toque flojo al rojo roce
y con mi roque ojo en tu brillo, por fin lo supe:

tú vas a abrir estas bridas que sujetan mi alma.
Yo dejaré mi cuerpo atrás pa’ ver si obtengo calma,
y olvidaré mis tripas y este averno que llevo dentro,
tú hazme volar; yo convierto tu sexo en amor eterno.

traen la esperanza...



Rudo invierno;

en la nieve espesa

huellas de grulla.

Lotería


Bueno, este es un regalito que me dejó Narci en su blog:

http://petalosdealma.blogspot.com/

Antes de nada, muchas gracias Narci.

Es un número de lotería de navidad, idea surgida en el blog http://alasdeplomo.com// si pincháis http://alasdeplomo.com/2009/11/14/regalamos-loteria-de-navidad-2009/comment-page-6/#comment-32332 veréis las normas.

Ahora yo tengo que premiar a otros cinco blogs con él. No sé si ya lo tenéis o no pero sería para (redoble de tambor):

http://retaisdanada.blogspot.com/

http://aeroticadaspalabras.blogspot.com/

http://llamamecordelia-burbuja.blogspot.com/

http://lyaliniaro.blogspot.com/

http://rgamboav.blogspot.com/

Cuentos NO populares rusos: Invernando.

Un toro que paseaba por la calle mayor se encontró con una prostituta:

-¿Qué haces ahí quieta con este frío prostituta?, le preguntó.

-Busco compañía para poder calentarme, si alguien me diera cobijo esta noche lo aceptaría ¿sabes?

-Vente conmigo. Buscaremos juntos cobijo.

Continuaron los dos su paseo y se encontraron a un borracho.

-¿A dónde vas borracho? preguntó el toro. Decídete, o para el este o para el oeste, bromeó.

-Busco un cajero para resguardarme de este maldito frío, respondió el borracho.

-Pues vente con nosotros.

Siguieron andando los tres hasta toparse con un yonqui:

-¿Qué haces ahí acurrucado yonqui?, preguntó el toro.

-Tengo frío, respondió el yonqui.

-Pues nosotros también tenemos frío, ¿si quieres unirte?

Y el yonqui continuó con ellos. Anduvieron un ratito más y se cruzaron con un empresario que vestía un traje negro y llevaba un maletín de oro en la mano.

Pasaron de largo; siguieron andando hasta que esta vez pasó por al lado suya una drag queen dando botes.

-¿A dónde vas tan saltarina drag queen?, preguntó el toro

-Es para calentarme, estoy fría, ¡Ohi!, por dios, que torazo, y yo necesito hot ¿sabes?, so hot, so so so hot, respondió la drag queen.

-Pues todos nosotros buscamos lo mismo, repuso el toro.

Y juntos los cinco prosiguieron su camino, charlando, unos más que otros; pero pasándoselo bien en general.

Llegaron por fin a un muy apetecible cajero, y como la moraleja de este relato es que el trabajo en equipo siempre es útil, gratificante, estimulante, etc.; el toro, de una fuerte envestida abrió las puertas de aquel palacio, que hasta tenía cámaras de vigilancia; allí si estarían seguros. La prostituta se encargo de dar calor a todo el personal, y el toro estaba encantado. El borracho abrió todos los cartones que llevaba. Todos bebían. El yonqui estaba contento como un niño, y todos los demás le acariciaban la cabeza como despeinándolo; y el reía tímido. Además, al toro, le sentaban bien las cosas que el yonqui le ofrecía; se ponía eléctrico, fingiendo que peleaba en un cuadrilátero de boxeo, dando puñetazos al aire, alzado sobre sus patas traseras. Y la drag queen, que decir de la drag queen si era el alma máter de la fiesta; toda la noche actuando para ellos, dándolo todo en aquel cajero, que con ella allí nada tenía que envidiar al mejor teatro de Moscú.

Y sumergidos en aquella bacanal se habían olvidado por completo del aterrador frío de ahí fuera.

17 sílabas again




Tras la eclosión

se escapa del capullo;

llega la vida.


Baja de esa altura sin luces

Del dolor por un pequeño hueco,
con el aire tan tan tan conmovido,
andrajosa y aburrida, y allá en lo alto,
vuela mi alma.

Dios ke te crew - Deitado frente ao mar




Poema de Celso Emilio Ferreiro interpretado por
García MC de Dios ke te crew.


Little Tom; la zapatera prodigiosa.


-Sal ya. Llevo llamándote todo el día Tom. Deja de hacer el vago. Parece que estas en la cárcel tío.
-La única cárcel en la que estoy es este cuerpo.
-No seas tan trascendente. Siempre igual. Hazte un favor y sal volando como los pajaritos, anda.
-Algún día saldré, y saldré volando, si,…de este edificio.
-Tú madre esta muy preocupada. Dice que ya ni la llamas.
-Tuve un problema con el teléfono.
- Bueno, puedes abrirme por lo menos, o me vas a tener aquí plantado hablando con la puerta.

Aquella imagen fue impactante incluso para mí que conocía de sus fechorías. Él, detrás de una mata de pelo que dejaba ver poco más que sus ojos; y el piso, detrás de montañas de trozos de muebles que habían sido despedazados. Solamente una mecedora viva en el centro de aquel caos sostenía su culo.

-Por dios, como tienes esto así.
-Tuve un problema con los muebles.

El poco rostro que pude llegar a verle parecía cansado. Mirada perdida. El tronco algo más encorvado de lo habitual; no podría decir que no estaba limpio, pues era mi hermano, pero su olor era intenso como el whisky y el vuelo de una mariposa.

-Cuenta, ¿cuanto hace que no sales?
-Perdí la noción del tiempo. Tuve un problema con los relojes.
-Yo te lo digo. Por lo menos tres meses.
-Pensé que era más.
-A ver, ¿y no piensas ir al cumpleaños de tu hija? Es la semana que viene.
-Es la semana que viene… ¿Qué día?
-Lo celebra el viernes. Pero es el jueves.
-A las dos de la madrugada.
-¿Qué dices?
-A esa hora es. O fue
-Bueno, pensarás ir. ¿No?
-Seré ese pajarito como tu dices, pero sólo por un sol. Venme a buscar a tiempo.
-Vale…y joder, córtate el pelo.

Cuando ya me iba, me lanzó un trozo de pierna de silla a la cabeza y se empezó a reír enérgicamente. Solía hacer cosas así. Cerré la puerta del piso, y a medida que me alejaba, su risa crecía en intensidad; y yo me imaginaba su campanilla danzando en el teatro de su boca. La obra; “La zapatera prodigiosa”, de Lorca.

Verso esdrújulo.

Si me sale de los huevos esdrújolas pálabras.

DigameD.

Las mismas caras aburridas
Doctor.
Y escucho soul;
bebo licor café como me dijo.
Isaac Hayes,
Aretha,
Rúa vieja.
Y lo peor es que ese aburrimiento,
el de las caras
Doctor,
me invade por dentro.

Incluso las sopas calientes por la noche.
Lo del té;
nada y nada de nada.
Y Mary Jane,
que ya no consuela,
quiere saber de mí a todas horas.

No sé D.
Mi poesía es tan cambiante:
luces que crecen Vs la eterna oscuridad.
Tan sencillo o tan altivo.

Como lo del viejo estanque
al saltar la rana.
Chof y TODO cambia.

¿Qué hago D.?

Digo:
Muere el día
en el mar
en que mi corazón
se ahoga.

O salto, salto, salto y salto,
y así hasta salir.

Como lo de las ranas
en un bowl de leche.
Hacer nata con sus patitas
o desistir y ahogarse.

DIGAMEDE.

Aretha Franklin - I say a little prayer


Entra

Cruza la línea
con lánguidos andares
corre
y libre vuela.
Entra.
No es trivial tu ligereza nena
sino lene.
Entreabre un ojo Y...
que este paisaje pueda verlo.
Y ríe, ríe
como lloran los franceses
con boquita de o minúscula.
Llora.
Que tus lágrimas me diluvian
y así contigo me diluyo
Y...
sabes que ya no huyo.
Pues
tú tienes la luz Y
la cadencia halada del mejor meneo de trasero.
Tienes...
Paz y me la entregas.

Mono-hombre

Menudo desencanto. Otra esperanzadora propuesta que se va al traste. Como un oasis que al final resulta ser un establecimiento donde se venden productos fabricados a partir de caucho. Una desilusión total. Y la propuesta no era mala: crear un hombre mono y un mono hombre y estudiar sus relaciones interpersonales e “intermonales”. Solíamos bromear con quién se pelaría la banana primero (chiste científico).

Pero a tomar por el culo con todo el proyecto. De repente y sin más, a mi compañero le había entrado afán de protagonismo y se adjudicaba por la face la idea de afeitarles el culo para ver si se comunicaban con el ano. Me tiene hasta los cojones ese pseudo-científico de mierda, desde cuando se excitan a dos orangutanes con pétalos de peonías, aroma de coco y canela, musiquita ligera y un consolador de dos metros. Todo el mundo sabe que lo que les gustan son las bananas.

La belleza en otras artes

Richard Feynman la denominó “la fórmula más extraordinaria de las matemáticas”.



Me lo dijo el álgebra
Con su formula:

La incógnita
No siempre es igual a miedo.
Puede ser deseo.
O una constante k
Que nos multiplica durante toda la vida.
O un factor
De la curiosidad
Que suele variar el porcentaje
De conocimiento.

A veces,
En la gráfica,
Se ve equilibrio;

Otras,
Terribles sinusoidales
De frecuencia desorbitada.

Sólo es cuestión
De promediar.
Y recuerda que
Menos por menos
Es más.

¿De donde lo han sampleado?

La Cara B - "Flores Mustias"




Gunter Kallmann - "Daydream"




Lupe Fiasco - "Daydreamin"

Pa´l monte

Estoy harto.
Me voy pa´l monte.
Allí es donde esconde mi alma un roble.
Miro hacia oriente.
Mi Sol saliente de levante alumbra justo enfrente.
Caen bellotas de repente, y en este ahora, día de paz y transparente,
estoy realmente presente.
Aquí en el norte.

Walter Ferguson - Cabin in the wata

Pombiña de pombal

Asemellas a mesma pomba
do espírito santo.
¿Que grácil mensaxe
trae a túa figura
desta vez?
¿Onde deixaches
A folliña de loureiro?

Ti tan fermosa
e sempre de branco
cos olliños de luz viva
e as mans límpidas.
Ti tan liviá
no teu ánimo Es
Remuíño de sentimentos.

¿onde é que Ti,
pombiña de pombal,
traela proba
de que tornou a vida?

Sandra Milena

Perdí calma en un café
negro y puro de Colombia
y Encontré en su amargura
el contraste con la cumbia,
con el grácil desparpajo
de una tal Sandra Milena.

Sigue preciosa mulata
bamboleando tus caderas.

Y la tal Sandra Milena
en la costa colombiana
de todos los chiringuitos
con su baile era la reina
E iban siempre en su busca
las miradas de los hombres
que con una cachazita,
ya pensaban: si es enorme.

Gauches, maracas y tambores.

Es enorme el movimiento
En cadencia con el compás,
Y perdónenme si miento
Pero su arte era brutal,
Repitiendo con sus piernas
Los acentos de la gaita
Y soltando sus melenas
Si la flauta se lo manda.

Rafael Lechowski - Por amor al odio feat Gregory Isaacs

Poema de amor al odio

Había un enemigo
desmelenado por la ira
con apetito de venganza.
Le clavé mi lanza
en todo su orto.

Había un niño y tres pelotas,
sangre por todos lados,
pisoteaban hormigas
diciéndoles ibas ibas ibas,
riendo al ver sus cuerpos aplastados.
Soy Gengis Kan, grita el crío,
pienso enseñaros
que este reino es mío;

“tomad apéndice colgante.
A probar todas el buen zumo de mípalo.”

Machaca a esos bichos,
Gritan las pelotas al niño dando botes.

“Acabaré con todas Y
Vosotras a callar y seguir botando”
Valla si las acallo.
Y siguieron botando
Una vez,
Dos,
Tres,
Cuatro,
Cinco,
Seis,
Siete botes,
Ocho,
Y así hasta que se quedo dormido.


Mylady

Fotografía de Luca Donnini

La abrimos en canal
Y esa prostituta tenía
Un corazón igual que el nuestro

American Native Church

Fotografía de Edward Sheriff Curtis, 1906.

Y no me mires
Que te rajo
Como si fueres
Un navajo

Frank T - Optimista y Soñador

Sustancias no miscibles

Somos sustancias no miscibles.
Tú, agua pura,
Yo como el aceite,
Pero deja que nos decantemos
Bailando,
Y al final juntemos nuestros extremos.

Tu última capa será mi primera.
¿Serán las densidades?
Tú tan liviana,
Yo gano masa en primavera.
Riéndote
Si te leo un poema.

¿No seré sólo el poso que tu líquido contiene?
Si es así
Me verteré en otro continente,
Si es así
Me trasiego para siempre.
Ya lo sabes,
Seré el poso constante de una botella de tinto ardiente.