Mono-hombre

Menudo desencanto. Otra esperanzadora propuesta que se va al traste. Como un oasis que al final resulta ser un establecimiento donde se venden productos fabricados a partir de caucho. Una desilusión total. Y la propuesta no era mala: crear un hombre mono y un mono hombre y estudiar sus relaciones interpersonales e “intermonales”. Solíamos bromear con quién se pelaría la banana primero (chiste científico).

Pero a tomar por el culo con todo el proyecto. De repente y sin más, a mi compañero le había entrado afán de protagonismo y se adjudicaba por la face la idea de afeitarles el culo para ver si se comunicaban con el ano. Me tiene hasta los cojones ese pseudo-científico de mierda, desde cuando se excitan a dos orangutanes con pétalos de peonías, aroma de coco y canela, musiquita ligera y un consolador de dos metros. Todo el mundo sabe que lo que les gustan son las bananas.

5 comentarios:

  juanjo ruiz

14 de noviembre de 2009, 10:06

Gracias! me alegro.
Cómo me encontraste?
Voy a perderme por tu blog.
Un saludo.

  Cordelia

14 de noviembre de 2009, 10:35

este mono-hombre me ha parecido genial

  lidia

14 de noviembre de 2009, 18:36

relatos...muy bien estructurado y escrito y llega hondo!
gracias por comentar en mi blog
queres leer 3 libritos que escribi de poesia?
lidia-la escriba

www.deloquenosehabla.blogspot.com

  Narci

15 de noviembre de 2009, 1:54

Desde luego ese proyecto del hombre mono y viceversa sonaba interesante, una pena que se haya ido al traste por culpa de afeitados y comunicaciones mal interpretadas, cuando, en realidad, no son pocas las ocasiones en que los hombres-hombres parecen comunicarse exclusivamente por el ano.

Me has hecho sonreir sobre todo con el chiste científico.
;-)) besos.

  AMOR

15 de noviembre de 2009, 15:10

jjajjajajajaja, muy bueno de verdad que si, jajajaja.
Besazos y me encanta leerte