Entra

Cruza la línea
con lánguidos andares
corre
y libre vuela.
Entra.
No es trivial tu ligereza nena
sino lene.
Entreabre un ojo Y...
que este paisaje pueda verlo.
Y ríe, ríe
como lloran los franceses
con boquita de o minúscula.
Llora.
Que tus lágrimas me diluvian
y así contigo me diluyo
Y...
sabes que ya no huyo.
Pues
tú tienes la luz Y
la cadencia halada del mejor meneo de trasero.
Tienes...
Paz y me la entregas.

4 comentarios:

  AMOR

18 de noviembre de 2009, 14:41

Que vonito, tu tiene la luz y la halada del mejor meneo detraseo, pues que lo siga meneando y te siga entregando, jajajajajaaj
besazosososos

  Narci

21 de noviembre de 2009, 17:18

Una deliciosa mezcla de ironía y erotismo.

Un estilo muy peculiar el tuyo. Me gusta.

Besos

  Fitinho

22 de noviembre de 2009, 4:33

Gracia mi AMOL. Pero fue solo un sueño.
Gracias Narci. un poco peculiar si que soy, por no llamarme raro de cojones.

  Narci

22 de noviembre de 2009, 4:38

Raro no, (bueno de cojones no sé porque no te los he visto ;-)))).

Creo que la rareza no es más que salirse de la norma, sea para lo que sea. Tu eres peculiar, es decir, que tu obra te caracteriza, te individualiza, que tienes un estilo propio, no siempre fácil de entender, pero que te hace especial.

¿Lo prefieres así?

Besos