sin banquete

¿Cómo abstraer el concepto general desde lo particular, el juicio y la propia experiencia de tal tremendo eslabón de la humanidad?
Desde lejanos tiempos se ha intentado comprender, explicar y darle forma. Hubo quién quiso reinventarlo. La gente se muere por el, mata por el y enloquece por su falta. Incluso se cometen los más repulsivos actos en su nombre. Hay parejas que acaban con su vida por que el suyo no es aceptado.
Entonces tornaba a pensar en esas extrañas criaturas esféricas con dos caras, cuatro piernas y cuatro brazos descritas por Platón .Tres sexos existían entonces: el masculino, descendiente del sol, el femenino, descendiente de la tierra y el andrógino, descendiente de la luna, que participaba en ambos.
Pensaba en lo buen tipo que debía ser Aristófanes aguantando todo el día el desprecio sofista de Sócrates y la vulgar ebriedad de Alcibíades.
¿Será por pura necesidad de irrigar el mundo con mis genes? ¿Perpetuar así mi identidad?
Volvía en sí, se metía en su dormitorio para dormir y, sin quitarse la ropa, adoptaba una posición fetal que no lo abandonaría hasta despertarse. En ocasiones, agarrándose de las rodillas, giraba cambiando de sentido constantemente simulando el aleteo de una mariposa.

Mariposa

Litografía de Picasso

Ya con su vuelo
la tenaz mariposa
me lleva al olvido

Cálida esperanza

Aguaceros, repentina brisa con sal
bañándome del costado las heridas
que siguen indolentes a la tempestad.
¡Huracán!...y agarrándome con bridas.

Hoy me siento masoca y algo megalómano…
Frustrado por la necesaria espera
rompen a llorar los grillos en mi mano
viendo partir, a lo lejos, mis quimeras.

Hoy me siento con ganas de sufrir…
Las flores que tan preciosas ayer eran,
se me antojan sosas, sin algún matiz.
Ya, ni los payasetes me hacen reír.

¡Ya me caigo, me oyes, no me levantes!
¡Ya me levanto, me oyes, no me tires!

De repente sale un sol así de grande,
forzando el florecer de mi primavera.
De nuevo las flores tan preciosas.
¡Oh! Mi cálida esperanza… ¿y si yo no te tuviera?

OH! ¡OH!..... Salvajada

¡Oh! bella princesa, cuan hermosa
es tu figura que emula a un dios.
Envuelta en pétalos de rosa,
logro rozar tu muslo
y palpito entre sudor.

¡Oh! encanto de hechiceras,
espejismo de pasión.
Mil soles de primavera
relucen tu entrepierna
y agudizan mi fervor.

¡Oh!…………………
gran puta ramera,
chochito andante.
¿Si te estrujo las tetas
cual perro en celo
y te doy por detrás y por delante?

BELLE



Por buscar toda la vida
la armonía de los mundos,
la perfecta simetría
que perturba a los niños,
la belleza de Afrodita
que vuelve loco a Eros.

Por esperar, deténganme,
llevo droga en el calzón.
Por tus senos ardientes
verme sin respiración,
larguémonos ya con Baco
a ese monte de pasión.

Por el tiempo que tiramos
nos sentimos en deuda,
tu figura desnuda,
potro de nácar sin riendas.
Nos vimos embriagados
por el vino y la belleza.

P.D.: Saber que se hizo el equilibrio
al ver aquel sediento cuerpo de oro fino.