Ellos dos

¡Hoy hace un día fabuloso!
Sin horas, penas ni risas.
Agárrate a mí mi amigo,
voy al reino de Dioniso.

Como dos metrónomos
en la interminable calle,
sabemos mirar por cristales
aún translucidos por causa de la luna.

Me encanta cuando me caigo.
Levántame con mimo.
Sigamos este delirio
camino del paraíso de mis sueños.

¡Hoy dulce ebriedad!
Sonámbulos nos vieron
reptando cual serpiente,
provocando a la gravedad.

Compartamos la botella
como el pirata su ron.
Refugio de luciérnagas,
cigarras, demonios, y tú y yo.


Para Aitor y Tato.

4 comentarios:

  Anónimo

3 de diciembre de 2007, 5:11

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
  Toncho

3 de diciembre de 2007, 11:06

No lo entiendo

  aitor

4 de diciembre de 2007, 3:33

ese fiti.... chapo con el poema,lo clavaste,a ver si sigues escribiendo así, te espera un gran futuro.bueno fiti que sepas que me moló a saco y supongo que al tatei le va a molar tanto o más.nos vemos en un par de semanitas, ok? veña abur coidate

  palato

4 de diciembre de 2007, 4:01

ese fitinho gaucho!guapo,guapo...me costo pillarlo porke acabo de estar con nuestro amigo···pero es un tema chapao pa nosotros ,ja.bueno meu.sigue escribiendo asi...hablamos en navidades.besossssssssssssssssssss